Galaxy Z Fold 2, el móvil más único y futurista de Samsung

EL MUNDO | El Samsung Galaxy Fold era un teléfono impresionante que casi nació muerto por la multitud de problemas que le dio a los periodistas que pudieron probarlo antes de su lanzamiento: resulta que era especialmente frágil, tanto que hubo que retrasar su lanzamiento y hacer mejoras en su diseño. No fue suficiente.

Pero lo cierto es que el primer Galaxy Fold no era un teléfono que fuera a ser un éxito en ventas: era algo aspiracional, una idea ejecutada para demostrar que se podía hacer. Con el Galaxy Z Fold 2, Samsung viene a decir ahora que no sólo es posible hacer un teléfono plegable, sino que es posible hacerlo precioso, potente y, lo más importante, útil.

En un avance para periodistas, Samsung ha mostrado las muchas mejoras introducidas en el Galaxy Z Fold 2, desde aplicaciones que se ejecutan a plantalla completa utilizando toda la superficie de 7,6 pulgadas de su interior a mejores implementaciones de funciones que todos damos por hecho, como la cámara, por ejemplo. Dado que el teléfono tiene una pantalla interior y otra exterior, es posible hacer selfies mostrando al retratado la foto en tiempo real.

Son estos detalles los que hacen que el Galaxy Z Fold 2 parezca un teléfono menos raro y que realmente se puede usar con total normalidad para trabajar o para jugar. Según lo que estemos haciendo, el teléfono se adaptará, empezando por la fluidez de la pantalla.

Si estamos leyendo un texto, su pantalla que llega hasta los 120 hertzios, reducirá la frecuencia con la que actualiza la imagen para consumir menos batería. Y del mismo modo, si se está jugando a un videojuego, se aumentará la frecuencia al máximo posible para que sea lo más fluido posible.

Y en el caso de que no se quiera usar el móvil con el cuerpo abierto, la pantalla exterior sirve perfectamente para manejarlo. Al estar cerrado, el móvil es mucho más grueso, pero también es más fácil maniobrar sólo con una mano en su pantalla más fina y algo más pequeña, pues sigue siendo de 6,2 pulgadas en un formato muy alargado.

Ciertamente, el sistema de pantallas que Samsung ha incluido en el Galaxy Z Fold 2 es impresionante, no sólo porque en su interior es perfectamente simétrica y gigantesca, sólo con un agujero para la cámara de selfies; sino también en su exterior, pues la pantalla ocupa todo el cuerpo, sin apenas bordes. Parece un dispositivo muy futurista.

Pero en el pasado, este diseño fue un grave problema: si entraba alguna mota de polvo por la bisagra del teléfono, esta podía estropear la pantalla interior. Para solucionar esto, Samsung ha introducido un nueva sistema de bisagras más compacto y cerrado que, además, incluye unos minúsculos plumeros que expulsan la suciedad. Así, no entra nada en el frágil interior del móvil.

No todo es pantalla en el Galaxy Z Fold 2, aunque viéndolo de cerca, seguramente no se pueda pensar en otra cosa. Incluye un procesador Snapdragon 865 en su interior, que seguramente sea un Exynos 990 en España (Samsung aún no lo ha confirmado); 12GB de memoria RAM; 256GB de espacio de almacenamiento (UFS 3.1, de la más rápida del momento); y una batería con carga rápida e inalámbrica de 4.500mAh. Todo lo que se le puede pedir a un teléfono de gama alta, si bien sus capacidades aún no hemos podido ponerlas a prueba.

Dejamos para el final el sistema de cámaras, que incluye tres cámaras traseras (gran angular, angular y teleobjetivo) de 12 megapíxeles cada una, así como dos cámaras para selfies: la de la pantalla exterior y la de la pantalla interior, ambas de 10MP.

Por el tipo de cámaras incluidas, se puede intuir que el Galaxy Z Fold 2 hará fotos similares a las del Galaxy S20 Ultra, si bien no incluye un zoom de largo alcance como este modelo. No tiene pinta de que este vaya a ser un dispositivo puntero en este área, pero sabrá defenderse bien tanto para grabar como para sacar buenas fotos.

Samsung incluso ha introducido varios modos de grabación de vídeo exclusivos a este modelo, como un seguimiento de figuras cuando se grabe con el teléfono sentado sobre su propio cuerpo. Parecen una curiosidad más que algo que el usuario final vaya a emplear activamente, pero al menos aprovechan el diseño del teléfono para algo nuevo.

Los teléfonos móviles llevan años sin cambiar apenas, solo reducen marcos, mejoran mínimamente las cámaras y aumentan de pantalla y de batería, por tanto, también son inmensos. De momento, no parece que el teléfono plegable vaya a convertirse en el nuevo formato al que aspiren todas las marcas, pues sólo Samsung, Huawei y Motorola han intentado lanzar modelos con este nuevo paradigma, los tres con poco éxito.

Samsung va a la cabeza con dos modelos en el mercado que, si bien raros y sólo como productos de lujo, al menos funcionan y cumplen con las promesas de este nuevo ‘paradigma’. Queda mucho para saber si realmente van a triunfar o la gente no va a estar dispuesta a pagar 2.009 por un teléfono que se dobla, pero sobre el papel, el Galaxy Z Fold 2 marca el camino a seguir y el mínimo que deberían garantizar estos móviles: son bonitos, son útiles y se puede presumir de ellos.

Compartir esta publicacion

Ejecutivo de @Telealtura canal 17 y Director de www.activa247.com, Reportero Gráfico, Webmaster // Más sobre mi aquí. http://bit.ly/UzG80Z


¿Qué opinas?

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos obligatorios están marcados *

Puedes usar estos HTML Etiquetas y atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>