Dominicanos y venezolanos se repartirán dinero de la firma de prospectos en Julio 2

image_content_6832789_20160627192048SANTO DOMINGO. El grueso del dinero que apuestan los equipos de las Grandes Ligas para encontrar en Latinoamérica los próximos Miguel Cabrera, Robinson Canó o Mariano Rivera se concentra en una élite que es bien identificada hasta con dos años de antelación a la fecha de su elegibilidad.

De hecho, en 2015 se estableció récord de dinero otorgado en República Dominicana con US$67.4 millones, y de ese monto, la élite del talento, 18 jugadores, recibió US$39.9 millones. Es decir, el 4% de los 404 que firmaron se quedó con el 59% del dinero entregado.

Esta vez, esa “casta” continental estaría repartida en 30 jugadores, repartido en partes iguales entre Venezuela y Quisqueya, de acuerdo con la publicación especializada Baseball America (BA), que coincide con el ranking que elabora Major League Baseball.

El torpedero bolivariano Kevin Maitán es la joya de la corona con el también campo corto criollo Luis Almánzar de segundo, ambos proyectados para conseguir alrededor de US$4 millones.

Como tercer mejor jugador del continente (sin incluir puertorriqueños y cubanos, que fichan bajo otro esquema) BA coloca a Luis García, a quien otorgan ventajas sobre Almánzar como atleta, y en especial por la velocidad de sus piernas.

García nació en Estados Unidos el mismo día que 1,593,231 dominicanos eligieron a Hipólito Mejía, presidente de la República, es decir el 16 de mayo del 2000 con el 49.87% de los votos.

Es hijo del exutility francomacorisano Luis Rafael García, que militó en la pelota otoño-invernal con el Escogido y Gigantes del Nordeste entre 1995 y 2002, y agotó nueve turnos con Detroit en la Gran Carpa en 1999, en una carrera de ligas menores que comenzó en 1993, y terminó en 2002.

El padre tomó control de los entrenamientos del hijo hace un año, cambió la mecánica de batear, un derecho convertido en bateador zurdo, y desde entonces el valor se disparó. En el showcase de MLB en febrero se fue de 6-4, con dos transferencias y dos robos.

Los Nacionales estarían negociando un bono de entre US$1 millón y US$1.5 millones, una cifra de la que el padre de García nunca estuvo cerca.

Marcos Brito es otro torpedero que atrapará una cifra como si cada libra de su peso se cotizara en oro, ayudado por la buena referencia en el terreno de un familiar.

En 2012, su hermano Anthony recibió un bono de US$15 mil de los Rockies, y en 2015 agotó su primera experiencia en ligas menores en suelo estadounidense donde bateó para .316. Ahora, Brito está cerca de fichar por US$1 millón.

Entrevistas realizadas por DL a escuchas y entrenadores (que pidieron la omisión de sus nombres) dan cuenta de que este año el mercado se constreñirá con relación a 2015, pero que se fortalecerá para el próximo año, cuando se presente una de las mejores clases.

De hecho, un preparador reveló que tiene un jugador que podrá firmar en 2017, que al día de hoy tiene un valor superior a los US$6 millones, un valor que, de materializarse, sería la cantidad más alta que se haya entregado a prospecto alguno.

NPerez@diariolibre.com

0
DiarioLibre.com

Noticias de última hora sobre la actualidad en República Dominicana y Latinoamérica: política, economía, deportes, cultura, ciencia y tecnología.

http://www.diariolibre.com

Deja un comentario