Apple quiso reinventar la rueda, literalmente

Elmundo.es / Los planes de Apple para desarrollar un coche autónomo no salieron como la compañía quiso. De sus ambiciones de cambiar por completo el panorama de la conducción, parece que hoy en día se conforman con crear el software necesario para que los coches se conduzcan solos, algo que está bastante bien de por sí y en lo que siguen trabajando.

Su objetivo actual es competir en el mundo de la conducción autónoma con Waymo, Uber y otras compañías, y para ello llegarán a un acuerdo con una gran casa de automoción. Esta pondrá el coche y Apple pondrá el software necesario para que el coche se conduzca solo, que parece que se denominará ‘CarOS’.

¿Pero qué querían hacer inicialmente? Los planes del ‘Project Titan’, como se conocía internamente el proyecto, han sido detalladas por The New York Times y son bastante interesantes y curiosas. El plan era súpersecreto, hasta el punto de que Apple incorporaba empleados que no sabían a qué se iban a dedicar, más allá de que iba a ser la ‘next big thing’, esto es, algo tan importante como el iPhone.

Apple se planteó el coche como algo totalmente diferente allá por 2014, cuando empezó todo. Ni cortos ni perezosos, estaban dispuestos a llegar a cualquier extremo, como quitarle las ruedas y sustituirlas por unas esferas. Su objetivo, más allá de poder decir presumir de reinventar la rueda en un sentido muy literal, era que el vehículo tuviera mejores movimientos laterales. Y puestos a quitar elementos representativos de los coches modernos, también consideraron un coche sin pedales ni volante.

Otros aspectos del vehículo no eran tan propios de la ciencia ficción: tendría puertas motorizadas que se abrían y cerraban en silencio, un conjunto de sensores y de luces para identificar objetos, carreteras y movimientos y, por supuesto, un diseño minimalista y limpio que permitiera identificarlo como un producto de Apple de un simple vistazo.

Según las cinco personas cercanas al proyecto con las que ha hablado el NYT, todo esto no llegó a buen puerto por una falta de visión dentro de Apple. No tenían marcado unos objetivos claros y el cambio constante de prioridades no permitió que el equipo avanzara como es debido, lo que pasados los años llevó al abandono del proyecto y a que la compañía se conformara con objetivos más modestos.

En la actualidad, Bob Mansfield, un ejecutivo que lleva años a cargo de la ingeniería de hardware en Apple, supervisa el nuevo proyecto. Y aunque inicialmente realizó despidos, el equipo que desarrolla el CarOS ha vuelto a crecer.

A medida que se acerca el décimo aniversario del lanzamiento del iPhone, Apple se enfrenta a un reto importante: dar con la próxima tecnología o producto que revolucione la industria y tenga la misma relevancia que su teléfono.

0
Richard Reyes
Ejecutivo de @Telealtura canal 17 y Director de www.activa247.com, Reportero Gráfico, Webmaster // Más sobre mi aquí. http://bit.ly/UzG80Z
http://www.activa247.com

Deja un comentario