Sony lanza tres formatos de auriculares que adaptan el sonido a cada momento

Elmundo.es / Sony volvió a retomar hace unos años el pulso a su división de audio y se ha empeñado en mejorar el sonido en cualquier situación y circunstancia, ya sea en movimiento, en casa o en una terraza fiestera.

En IFA hemos visto equipos como el tremendo Mu-Te-Ki y también una pequeña maravilla de apenas unos gramos de peso.

En la gran feria berlinesa de la electrónica sucede un fenómeno común a otras citas de este tipo: hay equipos que se repiten varios años seguidos; se presentan como idea en fase preindustrial, se muestran prototipos avanzados que saldrán al mercado en un par de años, como el lanzamiento inminente y como el producto del año. Así que, cuando volví a ver los auriculares 1000X, dije, vaya, otra vez los mismos… Pero me equivocaba. Esos cascos circumaurales (la almohadilla no pisa la oreja, sino que la cubre) eran nuevos.

Son iguales de forma que los del año pasado, la almohadilla se adapta a la forma de la cara y mejora el aislamiento incluso con gafas o con pelo largo, son compatibles con sonido Hi-Res (Sony ha puesto mucho foco en la alta resolución), inalámbricos y cuentan con cancelación de ruido. Pero traen un par de características interesantes.

La primera de ellas es que, a través de una aplicación para el móvil (disponible tanto para iPhone como Android), ofrece una cancelación de ruido adaptada a la actividad que estemos realizando. Podemos determinar el grado de transparencia, la cantidad de ruido ambiente (o voces) que queremos dejar pasar en cada una de estas cuatro situaciones: quieto, andando, corriendo (no están preparados para deporte ni son resistentes a las inmersiones) o moviéndonos en transporte.

Parece una tontería, pero es práctico. Se puede apreciar tras unos días de uso, sobre todo cuando se viaja. Si activamos la cancelación de sonido mientras estamos en un aeropuerto y tenemos la música alta, podemos perder el vuelo. Para esta situación, mejor dejar pasar algo de sonido ambiente y primar la voz.

La segunda característica es la adaptación a la presión. Demasiado sutil para mí. La teoría es que cuando vamos en un avión, por ejemplo (y los cascos con cancelación de ruido van muy bien para viajes largos), se produce un desajuste en el comportamiento de los altavoces, mientras que los micrófonos se mantienen estables. Eso, a su vez, origina que la cancelación de sonido funcione peor.

La familia 1000 X se compone por tres modelos: los WH, de diadema y circumaurales; los WI, de cuello, y los WF, en la categoría que han comenzado a llamar Truly Wireless porque los auriculares derecho e izquierdo no están unidos entre sí. Estos últimos no son compatibles con alta resolución ni comparten la optimización de la cancelación de ruido ante altas presiones.

Los últimos, los WF, son los que todavía estoy probando. Los alterno entre un iPhone y un XZ1 y he podido comprobar que el funcionamiento entre las dos plataformas es parecido. Sin embargo, hay que esperar a la actualización de la app (Headphones Connect) para comprobar el funcionamiento del ecualizador.

0
Richard Reyes

Ejecutivo de @Telealtura canal 17 y Director de www.activa247.com, Reportero Gráfico, Webmaster // Más sobre mi aquí. http://bit.ly/UzG80Z

http://www.activa247.com

Deja un comentario