La selección criolla de fútbol ilusiona en otro intento por colocarse en el mapa

SANTO DOMINGO. A punto de cumplir 20 años como jefe máximo de un fútbol dominicano que ha manejado con manos de hierro contra algunos opositores y testigo ileso del terremoto de la FIFA que enterró carreras, Osiris Guzmán declara de “absoluta prioridad” la selección de mayores masculina, ese producto final que sirve de bandera, donde se expresa el trabajo de las bases con la integración de los “expatriados”.

Este nuevo proyecto, tan utópico como los anteriores con un Mundial (Qatar 2022) como meta, llega de la mano de una empresa uruguaya que mercadea el equipo y que fue lanzado la semana pasada con victorias sobre Nicaragua tanto en Centroamérica (0-3) como en San Cristóbal (1-0), las primeras que logra un conjunto tricolor sobre rivales del ombligo del territorio continental. Desde que en 1993 la FIFA lanzó un ranking de actualización mensual para utilizarlo como referencia para medir el fútbol de un país la República Dominicana ha promediado el puesto 149 entre cerca 200 países que integran el organismo. Este mes aparece en el 163.

“El concepto de encarar el manejo de la selección absoluta implicaba tener buenos recursos, que aquí no hay, aquí el fútbol se maneja simplemente por el apoyo de la FIFA. Esas realidades a veces no se entienden, por esto nos asociamos con esta compañía uruguaya (FANSRD), que es la que está soportando económicamente el técnico”, dijo Guzmán.

En marzo de 2015, la Fedofútbol presentó un proyecto similar manejado por una empresa peruana y con el entrenador colombiano José Eugenio “Cheché” Hernández que se fijó el Mundial de Rusia 2018 como meta. Apenas sobrevivió hasta mayo de ese año y dos partidos con acusaciones de incumplimientos.

“La manejamos conjunto la federación y la compañía uruguaya, ellos tienen gastos y cubren el técnico, le pagan casa, transportación, alimentación, a tres técnicos. Ese modelo implica tener muchos recursos, estamos hablando de 25 mil dólares mensuales, fijos”, explicó Guzmán, en cuyo mandato desde 1998 el país no ha pasado de la Copa del Caribe.

El uruguayo Orlando Capellino, campeón con Pantoja de la LDF 2015, es el director técnico tanto del equipo de mayores como la sub-20, que el próximo martes viaja a Cuba para disputar la ida de la Copa Máximo Gómez y la vuelta se disputará el dos de diciembre en San Cristóbal.

“Ellos (los uruguayos) están haciendo el espacio. La idea que tenemos es primero repotenciar la selección, no tenemos ni marca de uniforme, todo el que venga aquí tendrá que tener un aporte económico, el uniforme que usemos tendrá que ser con un acuerdo. Estamos gestionando negociar con marcas que eventualmente nos convengan porque dejan imagen y dejan recursos y esa compañía es la que deberá buscar cómo colocar la selección dominicana de fútbol en el mundo a través de los medios de comunicación, transmisión de televisión y buscar dinero para soportar el proyecto”.

Ganar una presencia importante en la zona del Caribe, que tiene a Trinidad & Tobago, Jamaica y Haití como principales potencias, es el gran reto. Algo que cree, “no estamos tan lejos”.

“Queremos aprovechar todas las fechas FIFA. Es un tema que tiene un condicionante de que muchas selecciones piden pagos por partido, ‘voy contigo pero dame 100 mil dólares’. Son pocas las que dicen que pagan sus gastos. Por ejemplo Haití, que ha dicho ‘para yo traer mi gente de Europa y la MLS tú tienes que darme 100 mil dólares porque yo tengo que traerlos, pagarles, una serie de condiciones’”, explicó Guzmán.

Capellino, un proyecto

Asentado en el país desde 2015, Capellino es un uruguayo aplatanado. Sus 26 años de experiencia también los han llevado por Brasil e Italia.

Tanto la plantilla que utilizó con Nicaragua como el trabajo con la sub-20 desprenden idea de desarrollar un proyecto que pueda ser sustentado, si bien dice que va “partido tras partido”. Quiere poner a jugar la mayor cantidad de futbolistas nacidos entre 1999 y 2000.

“A mediano plazo es formar lo más rápido posible esa selección y que lleguemos de la mejor manera al primer partido de la competición oficial que será en septiembre de 2018. Los futbolistas se nutren es compitiendo, la idea es tratar de jugar la mayor cantidad de partidos”, dijo Capellino.

Jonathan Faña, goleador histórico de la selección, quedó fuera de la primera convocatoria, pero Caepllino no lo descarta para llamarlo para próximos compromisos.

0
DiarioLibre.com
Noticias de última hora sobre la actualidad en República Dominicana y Latinoamérica: política, economía, deportes, cultura, ciencia y tecnología.
http://www.diariolibre.com

Deja un comentario