Flores con la frescura de Constanza

No hay una época específica para disfrutar de las flores, tanto de su color como de su aroma. Cualquier fecha es propicia de alegría, fiestas y regalos, ya que son uno de esos obsequios especiales que engalanan ese espacio ideal donde son colocadas.

Sobre su magia y atractivo, habla Julio Sepúlveda, presidente de Jardín Constanza.

Para él, cultivar este producto no solo es un trabajo y un modo de hacer comercio, sino una forma de mantenerse en contacto con la naturaleza y disfrutar de uno de los regalos más hermosos que da la madre tierra: las flores.

Desde 1975, inició el cultivo de flores en el Valle de Constanza, el cual posee un clima apropiado para muchas de sus variedades. “Sin duda, la naturaleza del país –y la de Constanza específicamente-, es una de las grandes ventajas que tenemos para deleitarnos con flores naturales y de mucha calidad”, comenta Sepúlveda.

Durante un recorrido por algunas de las plantaciones de estas flores, el experto en el tema dijo que, actualmente en el mercado local se producen alrededor de 100 variedades de flores y follajes, con los cuales hacen creaciones que halagan la vista y el alma.

“Nos llena de satisfacción traer productos sin intermediación, logrando beneficios hacia nuestros clientes que se traducen en bienestar para el campo y el sector agrícola, a través del apoyo que permanentemente brindamos a la comunidad como a más de 400 colaboradores que sostienen sus familias gracias a sus labores en este quehacer”, afirmó Sepúlveda.

“Hemos creado una infraestructura más grande con un sistema de clima controlado (invernadero) en el país. Producimos de manera responsable en siete fincas ubicadas en diferentes altitudes y condiciones climáticas, garantizando hermosas flores y follajes de calidad mundial, y al mismo tiempo contribuimos así a que más familias tengan un medio de subsistencia”, comenta. Vale también destacar que tienen cerca de 500 empleados directos y aproximadamente 200 indirectos.

Proceso de producción 
En Constanza nace su materia prima, por eso, el ingeniero Sepúlveda y su equipo de trabajo viajan tres veces a la semana desde La Vega hasta Santo Domingo y otros lugares del país. Luego de traer las flores de Constanza inician el proceso para mantenerlas frescas y hermosas. “Para eso, contamos con una red de 17 sucursales con cuartos fríos bien refrigerados que las preservan de manera suelta para que realicen sus creaciones”.

0
Listindiario.com
El periódico de los dominicanos, Listín Diario. Información, noticias última hora Santo Domingo, República Dominicana: Deporte, Política y Economía
http://www.listindiario.com

Deja un comentario