¿Nos gusta Mark Zuckerberg? Facebook contrató a una persona para averiguarlo

Elmundo.es / Facebook es una plataforma que vive y muere por los minutos de permanencia en la plataforma, por los contenidos que compartan sus miles de millones de usuarios, por la publicidad que estos vean y, obviamente, por lo que les gusta. La mano con el pulgar hacia arriba en gesto de aprobación es un símbolo de la red social.

Quizá por eso, a Mark Zuckerberg, el fundador y actual CEO de Facebook, le obsesionaba saber si los usuarios le darían al botón de ‘me gusta Mark’. Para conocer esta información, su compañía contrató a una persona cuyo rol era única y exclusivamente averiguar si Zuckerberg caía bien entre el público general o, por el contrario, no lo aguantaba nadie.

El elegido fue Tavis McGinn, un hombre con una experiencia de tres años en Google y que mandó su currículum a Facebook para un puesto relacionado con el estudio de mercados. Aguantó en total seis meses en el puesto y, por si te lo estás preguntando ya, no, no puede compartir los resultados de sus encuestas y sus estudios. Como viene siendo normal en el mundo de la tecnología, cualquier empleado con un puesto de relevancia tiene que firmar un contrato de confidencialidad cuando entra en la compañía.

Así pues, en abril de 2017, cuando a Facebook se la acusaba de haber jugado un rol en las elecciones presidenciales de EEUU y de no haber sido consciente de su relevancia y de la manipulación que se llevaba a cabo en su plataforma; McGinn empezó a estudiar mediante encuestas la percepción pública de Mark Zuckerberg.

En declaraciones a ‘The Verge’, asegura que su trabajo era “hacer encuestas y grupos focales para entender por qué a la gente le gusta Mark Zuckerberg, si piensan que se pueden fiar de él y si alguna vez han escuchado su nombre. Esto era realmente importante fuera de los Estados Unidos”.

Facebook trabajaba para elaborar una percepción más profunda de Zuckerberg, algo que fuera más allá de los likes en su página oficial, de la respuesta a las noticias en las que él figuraba y demás.

Además, empezó también a examinar cómo percibía el público a Sheryl Sandberg, mano derecha de Zuckerberg, CEO de Facebook y, quizá, la otra figura más reconocida de la red social. Los resultados de los estudios de los dos ejecutivos se compartieron con ellos mismos y otras figuras clave de su entorno, así como con el equipo de relaciones públicas.

Es un hecho que la relevancia de Mark Zuckerberg dentro de su propia compañía es algo bien sabido. Tiene en su poder el 60% de los derechos de voto y tiene control completo sobre el funcionamiento de la red social. Para alguien con sólo 33 años, McGinn asegura que “es algo sin precedentes. Incluso el presidente de los Estados Unidos tiene dividido su poder en otras personas”.

McGinn dejó la compañía desilusionado con su capacidad de hacer un cambio a mejor desde dentro. “Trabajé dentro durante seis meses y me di cuenta de que, incluso desde dentro, no iba a conseguir que la compañía cambiara su forma de hacer negocios. No pude cambiar sus valores. No pude cambiar su cultura. Seguramente fuera demasiado optimista”.

Aún así, asegura, “hay mucha buena gente en Facebook intentando marcar la diferencia” y cree que la compañía no ha actuado de mala fe, aunque sí cree que sus prioridades han tenido unas consecuencias muy negativas.

0
Richard Reyes
Ejecutivo de @Telealtura canal 17 y Director de www.activa247.com, Reportero Gráfico, Webmaster // Más sobre mi aquí. http://bit.ly/UzG80Z
http://www.activa247.com

Deja un comentario